:: Carnaval de Oruro : Artículos ::
  Buscar:   en   


EL CARNAVAL
 Noticias
 Artículos
 Origen
 Mitología
 Cronograma

EL FOLKLORE
 Danzas
 Artesanía

LOS DANZANTES
 Fraternidades
 Bandas de Música
 
 
 

 

 



Auditado por Hispavisitas.com

CARNAVAL DE ORURO
Autor: Pablo Marcelo Siquiroff

La Mitología Andina ha dejado en Oruro una rica veta de leyendas, ritos, y tradiciones, que desde el culto a la "Pachamama", identificada con el suelo, las montañas, los valles, lagos, ríos, etc.., hasta la deificación de ciertas ideas, generadoras del bien ó del mal, llegan hasta nuestros días con una enorme carga de misteriosa devoción para formar parte de esto que venimos escudriñando apasionadamente : El Alma del Pueblo.

La ciudad de Oruro, situada en el corazón de Bolivia, a 3700 metros sobre el nivel del Mar, en tiempos de la Colonia ya era famosa por sus ricas y abundantes minas de Estaño,que la hicieron célebre en el mundo entero; actualmente ostenta, entre otros elementos, el orgulloso título de Capital Folclórica de Bolivia, plenamente justificada si se tiene en cuenta que en ella tiene lugar un hecho folclórico de singular importancia por su carácter pagano y devocional y que aún sigue llamando la atención de propios y extraños y especialmente de investigadores del Folclore de renombre porque simultáneamente se realizan antiguos rituales costumbristas y se observa una muy arraigada y extendida devoción a la milagrosa imagen de la Virgen del Socavón, encarnando y representando al mismísimo Diablo, en cuyo honor y honra se realiza el fabuloso Carnaval, mundialmente conocido y ponderado.

La leyenda misma de donde arranca el Carnaval de Oruro, sobre todo en su esencia Histórica y en su Funcionalidad Coyuntural y actual, nos retrata la configuración de tres ídolos aún vigentes en la realidad costumbrista del pueblo y cuya secuencia se presenta de esta manera : La tradición nos cuenta que Wari era un monstruo que dormía en las entrañas de la cordillera, y que, queriendo ampliar su horizonte de poder y de influencia en la tierra, frente a la deidad bienhechora y luminosa representada por "Inti" (Sol), comenzó a desplegar sus acciones "diabólicas", frente al apacible y pacífico pueblo de los "Urus", pastores de llamas, que habitaban una árida región del Altiplano Americano, pero muy rica en Minerales (la actual Oruro). De esta manera, el malvado Wari fué sembrando todo tipo de calamidades, maldades, y funestas acciones entre los miembros de la comunidad de los Uru, dominando su voluntad y haciendo diseminar una temible fama de los otrora pacíficos Urus, entre otras comarcas vecinas. Hasta que un día apareció una bella "Ñusta", blanca, resplandeciente y hermosa presencia de la deidad femenina, (La futura "Virgen del Socavón" ) quien fue reintegrando la paz al pueblo de los Uru, retornando sus vidas y sus acciones nuevamente por el sendero de la virtud, iluminando sus vidas para que sobre ellas reinara otra vez el gran "Inti" . Pero Wari (El futuro "Diablo", guardián de la tierra, y, por ende, de los minerales que hay en ella) no se dió por vencido, y, enfurecido y sediento de venganza, envió varias calamidades, sobre la comarca, (animales gigantescos, incontables ejércitos de insectos como hormigas, etc..); pero la comarca ya tenía su protectora, la bella y poderosa "Ñusta", quien, sucesivamente fué eliminando cada una de las calamidades, venciendo finalmente y en forma definitiva al temible Wari, que desde entonces oculto en las entrañas de la tierra, brama su cólera. Esta leyenda ha sido transmitida de generación en generación, y ha tenido tal vez su origen en las formaciones rocosas de las montañas que rodean la ciudad de Oruro, y que por caprichos de la naturaleza tienen parecido con los animales y varios elementos, que se aluden en ella.

Una bella historia, tal vez una de las más ricas de la Mitología y la Cosmovisión Americana. Y es desde esta compleja historia de donde se despliega la vida cotidiana, familiar, social, económica, de producción, etc.., del pueblo de Oruro, y, por supuesto, su maravilloso Carnaval, tal vez uno de los más ricos y distinguidos de América, por analogía, vaya paralelismo, a la tan atrayente leyenda que le ha servido de sustento.

Un bello mito, un aún más bello Carnaval, como si el mito sobreviviera y aún se perpetuara y renaciera en el mismo Carnaval. Es de destacar, que tanto la Indumentaria, como la Coreografía de las incontables danzas que se realizan en Oruro, durante su espléndido Carnaval, es una de las representaciones Artísticas más finas y elaboradas que puedan realizarse en un espectáculo masivo y popular.

¿Es el mito el que origina el Carnaval ? ¿Ó es el mismísimo Carnaval el que fué reemplazando al mito, hasta transformarse, él mismo, en un grandioso generador Mitológico y en una incomparable leyenda ?

¿Ó acaso ha sido el Carnaval, el medio que ha encontrado el Mito para sobrevivir, renovarse, difundirse, propagarse, y así reconstituírse eternamente, año a año, en uno de los espectáculos Festivos más importantes de este continente ?

Esto mismo parecería deducirse para quien tuviere la privilegiada posibilidad, de asistir, en esta desolada y gris geografía de uno de los puntos más altos del Altiplano Boliviano, a una incesante e inolvidable procesión de las célebres "Diabladas", comparsas de Diablos, en una típica danza, característica de la región, encarnando cada uno de sus miembros al ancestral Wari, otrora demonio temido, devenido hoy en el diablo "Supay", guardián de la tierra y de los minerales que en ella encierra, es decir, el garante de la riqueza de la comunidad. Diablo mayor, Diablo menor, Rey Supay, Tío Supay, etc.., todo un sinnúmero de categorías y clases de Diablos y Diabladas, que nos deleitan con su prolija Coreografía, su fino y ajustado acompañamiento musical y su atrevido y heterogéneo contraste policromático.

Y aquí encontrándome yo, otra vez, con mi cámara, como guiado, esta vez, por las mismas grandiosas deidades sobrenaturales que dan cuenta de esta increíble fiesta popular; y aquí estoy, pequeño ante semejante poder omnipotente, vulnerable y sujeto a su libre arbitrio, en el punto más alto de la tierra, en un desconocido y bello paisaje de los Andes, y en una infinita e incesante procesión de Diablos, "Morenos", "Caporales", Grupos Folclóricos y músicos del Altiplano, como si las mismos dioses, en lucha y en oposición, inalcanzables y forjadores y dueños de nuestro destino, pudieran ser alcanzados por estos miles y miles de bailarines, músicos, disfraces, venidos de todo Bolivia y aún de países vecinos (Perú, Argentina y Chile), como rindiéndoles culto, pero también encarnándolos y representándolos, en una extraña y gozosa síntesis de Exorcismo, Arte y Diversión.

Cómo Fotografiar esto ? Fueron varias horas de Vacilación, hasta que mi cámara simplemente se dejó llevar, por el influjo de la pura extensión, es decir, lo sobrehumano se transformaba, por arte, una vez más, de la maravillosa Fiesta del Carnaval, en una extensión infinita, casi ilimitada, de todo tipo de arte, Baile, Coreografía, Indumentaria, Música, Policromía, sin fin..., Quién va a Oruro, debe mirar siempre para adelante, parece ser el lema, diablos y más diablos, morenos y caporales, y otra vez diablos..., y allí fué mi cámara, en el más extenso transcurrir, una a una , de cientos y cientos de fotografías, tomadas en estos cinco días inolvidables de fiesta Carnavalesca.

¿Tal vez como una forma de agradar, calmar y aún de satisfacer a los demonios y dioses que moldearon esta región de la montaña ? ¿Es el Demonio el que aterroriza ? ¿Ó es su encarnación la que nos transporta por un espléndido viaje de ensueño y goce ? ¿De qué Demonio hablamos ? ¿El de la tierra ? ¿Ó tal vez el de dentro nuestro ?

Extraña y sintomática conjunción de mito y Festividad, de temor y disfrute, de pánico y arte....

Y, una vez más, el Carnaval, desplegando con su magia y su incomparable poder de conjunción, el que nos regala esta pieza única de su producción, tomada del mito y de la leyenda, y llevada hasta el límite de su producción estética, pasando por el juego, la fé, y la algarabía inevitable de toda manifestación Carnavalesca.

Glosario de términos

Pachamama: en la Mitología Andina Pre-hispánica, designa a la Madre Tierra, la que da los frutosy alimentos para la comunidad. Es una deidad típicamente femenina y maternal, nutricia y garante de la salud y todo lo referente a la alimentación. Abarca la tierra propiamente dicha, así como a las montañas, valles, ríos, lagos, etc.. Durante el Carnaval se le hace una especial ofrenda, pero sólo como elemento accesorio, ya que la Pachamama no es la deidad principal del Carnaval Orureño.

Inti: Principal deidad entre los Incas, habitantes de lo que hoy es Perú, Bolivia y parte de Argentina, Chile y Ecuador. Representa al Sol, por ello a los Incas se los llama comúnmente "Hijos del Sol".

Ñusta: en el lenguaje del pueblo Inca, designa a las Princesas, es decir a las descendientes femeninas de los reyes y monarcas. En la leyenda de la Ñusta de Oruro, ella representa más bien a una "Princesa" del Dios "Inti", es decir a una princesa, pero de esencia divina y sobre-humana. Es la precursora de la futura "Virgen del Socavón".

Virgen del Socavón: de origen indiscutiblemente Cristiano, y por ello, de tiempo más reciente, es la representación Cristiana de la antigua Ñusta Orureña, devenida, por influencia de esta religión, en una presencia local de la Virgen María. Hoy la Virgen del Socavón, es la patrona de la ciudad de Oruro y principal protectora de los mineros. Es a ella a quien se le "ofrece" cada baile del Carnaval. Existen leyendas más recientes, que narran su aparición a diferentes personas, brindando protección, amparo, salvación, etc..

Supay: Una de las formas de llamar al Diablo, principal personaje del Carnaval de Oruro. El diablo (el antiguo Wari), es el guardián de las profundidades de la tierra, y, por ende, de los minerales que contiene. Los mineros le rinden especial culto, y popularmente lo llaman "el tío". Uno de los fenómenos más llamativos del Carnaval de Oruro, es la encarnación de este mismo Diablo, en las llamadas Diabladas, para luego "ofrecerle" esta danza a la Virgen del Socavón, como una forma de articulación entre lo religioso y lo pagano.

Fuente: carnavaldecadiz.com

© 2003 CarnavaldeOruro. Creado por LCVM
Todos los derechos reservados.
Sobre el WebSite ::  Mapa Web ::  Contacta 
Recomendamos Asoc. Conjuntos del Folklore de Oruro